Un oasis en la Meridiana

Este piso de tres habitaciones a reformar estaba situado a dos pasos de una de las arterias principales de entrada y salida de Barcelona, normalmente muy bulliciosa y abarrotada de vehículos. Y, pese a eso, la vivienda en cuestión se ubicaba en una calle tranquila, llena de árboles, con poco tráfico y vistas a una zona de casitas unifamiliares. 

Nuestra actuación tenía tres objetivos principales:

  1. Potenciar las posibilidades que la vivienda podía ofrecer a los nuevos compradores pese a los elementos que se debían reformar.
  2. Minimizar el “efecto regateo” de las propiedades que necesitan reforma.
  3. Potenciar su ubicación en un oasis verde en medio de la vorágine de tráfico.

Una de las grandes bondades del home staging es conseguir hacer del defecto virtud.

De esta forma conseguimos que los clientes potenciales no se fijen en los elementos menos atractivos de una vivienda sino en las posibilidades que esta les ofrece para llevar a cabo el estilo de vida que desean. Así pues, después de nuestra intervención, ni la cocina ni el baño de origen o el desangelado lavadero se percibían como “a reformar” sino como un lienzo en blanco a partir del cual las posibilidades decorativas y de espacio eran infinitas. 

Para potenciar la sensación de burbuja en medio del silencio, tomamos de referencia los tonos verdes de los árboles y los azulados del cielo y los llevamos a la decoración, combinándolos con blanco para dar luminosidad a toda la vivienda, ya que las habitaciones interiores daban a un patio de luces y eran bastante oscuras. También utilizamos cortinas casi transparentes en el salón y la habitación principal para no bloquear las vistas.

 En The Vintage Homestyling somos especialistas en conseguir que tu propiedad destaque frente a la competencia y se venda más rápido y a un precio superior. Por eso somos el partner estratégico perfecto de inmobiliarias e inversores. 

La consecuencia de nuestra intervención fue que el piso se tuvo que retirar de los portales inmobiliarios a la semana de su publicación ya que la agencia no daba abasto con las llamadas interesándose por la vivienda. Se vendió en menos de tres semanas. ¡Los propietarios casi no podían creerlo!

Fotografía: Anna Pardo

¿Quieres que tus clientes se enamoren a primera vista de tu vivienda?

Contáctanos y te ayudaremos