Las experiencias y el diseño son la clave del alquiler vacacional

“¿Te imaginas que, al abrir aquella puerta centenaria, nos hubiésemos encontrado unas tenues lucecitas iluminando el porche, una mesa rústica y bancos de madera con mucha pátina y cojines mullidos?”

Esto es lo que una de nosotras dijo a la otra al contar su experiencia en el rental donde se alojó durante una escapada de fin de semana a una ciudad histórica con mucho encanto:

“El apartamento turístico que alquilamos no podía estar en mejor zona, en el casco antiguo de la ciudad, a pocos metros de los monumentos y museos más relevantes, de los mejores restaurantes, de las cafeterías más acogedoras y de las zonas de shopping y de ocio nocturno más concurridas. Además, el encanto de esa antigua cochera ubicada en un palacete centenario con paredes de piedra y que desbordaba magia por los cuatro costados era difícilmente repetible. La anfitriona era una chica encantadora, educada y se la veía con ganas de ayudar a sus huéspedes. En resumen, ese apartamento turístico tenía todos los números para estar siempre ocupado y tener muy buena rentabilidad. Pero no era así. Cuando la anfitriona abrió el antiguo portón de madera maciza y vimos en primer plano unos matojos descuidados, pensamos: vaya, en la foto no se veía tan mal”.

Un parterre de césped asalvajado, una piscina con un palmo de agua turbia y el mobiliario de exterior que no pegaba ni con cola con el entorno eran los responsables de que los clientes -no solo de una de nosotras, sino que, en las valoraciones de su vivienda turística este era un tema recurrente- se fijaran en pequeños defectos en vez de alucinar con lo que realmente era el valor diferencial de la vivienda: las fantásticas paredes de piedra maciza, el bonito porche con antiguas bigas de roble y suelo de terracota, el olor a primavera de los frutales y el cálido sol de la tarde que derramaba tonos dorados por tejados y terrazas colindantes. En resumen, un encanto impagable había sido apagado por detalles que se podían arreglar fácilmente por menos de 500€. Y es que en alquiler vacacional las primeras impresiones son definitivas. 

Por supuesto que la ubicación es muy importante a la hora de establecer el precio de un alquiler turístico. Pero, para poderlo incrementar, conseguir las mejores valoraciones y tener el calendario lleno son cruciales las experiencias y las historias que podemos ofrecer a nuestros huéspedes. Seguramente si nuestra anfitriona lo hubiese tenido en cuenta, hubiese podido cobrar un precio más elevado y los clientes no se quejarían del estado del patio, sino todo lo contrario.

Volvamos al principio: ¿os imagináis que, al abrir aquella puerta centenaria, os hubiéseis encontrado las tenues lucecitas iluminando el porche, la mesa rústica y los bancos de madera con mucha pátina y cojines mullidos?… ¿Quizá una hamaca colgada entre dos pilares del porche? En un rincón, una tinaja antigua que sirviese de maceta a un cactus gigante y, en otro, una alfombra de exterior con más cojines y puffs de ratán, macetas colocadas estratégicamente creando bodegones… La luna incipiente reflejándose en la piscina, una suave melodía en el ambiente, el olor de los frutales sobre una fresca alfombra de hierba recién cortada… ¿Ese escenario no os evocaría a querer congelar ese instante para siempre? ¿No os invitaría a largas veladas de cena y agradable conversación bajo las estrellas?

¿Qué pensaríais si al entrar en la vivienda os encontraseis una decoración impecable, un pequeño tentempié o un benjamín de cava en la nevera, una nota manuscrita de bienvenida, jabones y toallas olorosas, ideas de dónde ir, guía de transportes, teléfonos de utilidad, el código de wifi….?. ¿No os sentiríais muchísimo más mimados que en un hotel boutique? ¿Y no pagaríais más por esa experiencia?

Devil is in the details, dicen los anglosajones. Realmente los pequeños detalles marcan la diferencia entre una experiencia normal y una experiencia memorable, por la que los clientes están dispuestos a pagar más y dar las mejores referencias.

¿Tienes o gestionas viviendas turísticas? En The Vintage Homestyling te ayudamos a identificar cuál es tu target y nos adelantamos a sus necesidades, buscamos las experiencias que dan valor añadido a su estancia y creamos la narrativa que marca la diferencia, desde que llega al apartamento hasta que sale por la puerta. Por eso, cada vez más rentals que quieren conseguir las mejores reviews confían en nuestros servicios. ¡Contacta con nosotras!